La fábula de la salvaje seductora

Ir abajo

La fábula de la salvaje seductora

Mensaje  poli el Sáb Mayo 09, 2009 11:04 am

Por Ricardo Marín
De la Redacción de LA NACION

A diario, Violeta Urtizberea y sus compañeros de elenco se internan unas once horas diarias en los estudios de Pol-ka para grabar las escenas de Enséñame a vivir, la comedia que protagoniza junto a Pablo Rago y que podremos ver a partir del martes, de lunes a viernes, a las 19, por la pantalla de El Trece.

"Ahora no tengo ni tiempo para extrañar al teatro. Sería una tortura ponerme a hacer algo más después de las grabaciones de esta tira. Estoy preparando sí una cosa para más adelante, pero muy lentamente", cuenta la joven actriz que proviene del ámbito teatral y que solía mantener alguna labor en las tablas paralelamente a sus actividades frente a las cámaras. "En este momento lo único que puedo hacer en los escenarios son las clases de teatro para chicos que doy desde hace bastante y que sigo manteniendo -agrega-, pero eso no quiere decir que me queje. Esto me gusta mucho y en las grabaciones la paso muy bien. Nos divertimos todos muchísimo y el clima de trabajo es muy similar al que se daba en Lalola [la tira de la que formó parte el año último y gracias a la cual ganó un premio Martín Fierro en el rubro revelación por el papel que hacía en ella], con mucha libertad y con posibilidades para los actores de desplegar su talento y su capacidad para improvisar. La única que no puede hacer tanto eso soy yo, porque mi personaje está en medio de un proceso en el que le van pasando cosas con su aprendizaje y, entonces, tengo que seguir ciertas pautas y no puedo hacer lo que se me ocurra, así nomás", explica.
Una construcción compleja

El personaje que tiene que hacer es el de una chica que cuando era muy pequeña y viajaba con sus padres, una pareja de empleados y la hijita de éstos, sufrió un accidente de aviación en el que quedó huérfana. Los empleados que los acompañaban la abandonaron en la selva e hicieron pasar a su hija por ella para que la criaran con una buena posición económica. Pero 20 años después, aquella niña es encontrada viviendo junto con los monos que la criaron y es traída nuevamente a la civilización.

"Hago de una chica que se crió en la selva, pero todo encarado desde el punto de vista de la comedia, con un matiz muy naíf y con humor. No tiene ese tono sórdido que se puede esperar de alguien que en la realidad vive una experiencia como ésa. El personaje se relaciona más con lo que le puede pasar a un niño que está en proceso de socialización, que con lo que le puede pasar a alguien que fue criado como un animal y que puede tener las características de éstos. Se va adaptando muy rápidamente a la vida civilizada y a hablar, aunque siempre le queda un poco de esa vida salvaje", cuenta Violeta de su personaje.

Cuando tiene que detallar qué desafíos tuvo que superar para ir construyendo a esta mujer de la jungla, reconoce que fueron bastantes. "El primero fue llegar a la conclusión de que había que construir a este personaje desde el lado del humor y con características de niño. Me puse a observar niños y a apelar a mi lado más infantil", recuerda la actriz.

Más adelante cuenta que también le sirvió ver algunas películas que trataban el tema. "Una de ellas fue El niño salvaje, un film que hizo François Truffaut, en 1969, y trata justamente de la historia de un chico que, en el siglo XVIII, es encontrado en unos bosques de Francia y es llevado a la civilización, en la que un doctor se encarga de educarlo. Lo que tiene esta película es que es un drama bastante sórdido. Para compensar tuve que ver otras, como Tarzán, la de dibujos animados de Disney, que me ayudó a manejar mejor lo gracioso y humorístico", explica. También dice que lo de ver películas es sólo para que algo de eso le quede como referencia en el subconsciente, porque tampoco la idea era imitar a esos personajes, y menos a los animales. "Imaginate que tengo que enamorar a Lucas, el personaje que hace Pablo Rago, y para eso no puedo ser un monstruo", aclara, riendo.

Respecto a este último tema, la diferencia de edad entre los personajes que hacen Rago y ella supera los diez años. Pero, según lo que cuenta Violeta, conseguir que la relación entre ellos resulte verosímil no fue tan difícil. "No nos costó demasiado. Los dos apelamos a lo lúdico. El, al principio, juega inocentemente con esta muchacha salvaje, y los dos se van conectando desde ese lado. Hasta que Lucas se enamora, porque descubre que es toda una mujer. Ella en todo momento lo sorprende, lo descoloca y lo seduce de esa manera. El, en principio, está cortado, porque sabe que no puede tener nada con esa chica, pero con el correr de los capítulos se va soltando. Por otro lado, está también el hecho de que mi personaje, al comportarse como un chico, tiene una suerte de impunidad en el contacto corporal con el otro. Entonces, soy yo la que me acerco y lo toco. El no me toca nunca y lo cohíbo un poco", reflexiona sonriente.

En cuanto a qué tipo de público se dirige el programa, Violeta opina: "Es difícil saberlo ahora. Por el horario, está orientado a los jóvenes, pero en mi opinión les va a gustar a los más chiquitos y a los grandes. Tiene muchas sutilezas y un elenco con muy buenos actores, todas cosas que pueden ser muy atractivas para el público adulto". Una reflexión que, a partir del martes, se empezará a saber si es correcta o si, por el contrario, habrá que esperar que en unos meses Violeta tenga que esconderse en la jungla para escapar de los adolescentes.
Los otros personajes de la trama

* Clodine (Julieta Zylberberg): su nombre verdadero es Lorena y es la chica con la que reemplazaron a Asai. Se convirtió en una chica engreída y caprichosa.

* Benítez (Jorge Suárez): el malvado mayordomo, que abandono a Asai en la selva.

* Emilia (Patricia Etchegoyen): la esposa y cómplice de Benítez. Ahora tiene miedo y quiere decir la verdad.

* Amanda (Adela Gleijer): la abuela, a la que a veces cansan un poco los caprichos de su falsa nieta, Clodine.

* Minerva (Ana María Picchio): la dama de compañía de Amanda. Es atolondrada y viste raro, pero es la única que se anima a enfrentar a la falsa Clodine. Cree que su corazón está cerrado para siempre, pero el amor golpeará nuevamente a su puerta.

* Goyena (Germán Kraus): el apoderado de Amanda. Se enamora de Minerva, y juntos descubren que los Benítez no son tan buenos como quieren hacer creer.

* Farsa (Pepe Monje): un abogado inescrupuloso que conoce el secreto de los sirvientes.

* Cristóbal (Felipe Colombo): el hermano menor de Lucas (Pablo Rago). Se convierte en el confidente de Asai.


Arrow La Nación

avatar
poli
Co-coordinadora Uruguay

Cantidad de envíos : 223
Fecha de inscripción : 06/04/2009
Edad : 32
Localización : Uruguay

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.